Conociendo a… Damaris Alarcón, seleccionada de básquetbol



Con tan solo 19 años, la estudiante de psicología en la Universidad de La Frontera ya se ha hecho
un nombre en el básquetbol femenino nacional y confía seguir cosechando triunfos en su amado
deporte.

Damaris nació en Castro, isla de Chiloé y estudió hasta segundo medio en el colegio San Francisco de Asís. Ahí se vino a la capital al colegio de deportistas del CAR donde cursó tercero medio y finalizó su etapa escolar en Estados Unidos en el High School Central Pointe de Orlando, Florida.

De vuelta en el país, confiesa que eligió la carrera de Psicología porque “me gustaría mucho ser un apoyo para la gente y ayudar a quien lo desee. Me gusta mucho la psicología deportiva y enfocarme en ese ámbito es lo que me gustaría hacer”.

Reconoce que su afición por el deporte viene por parte de su padre, ya que señala que “él siempre me ligó al deporte, sobre todo con el fútbol. Junto a mis abuelos, mi tía y mi prima, íbamos a ver jugar a mi papá fútbol todos los fines de semana. No importaba si estaba lloviendo, mi mamá me ponía una chaqueta, gorro y botas de goma y nos íbamos a los partidos. Mientras fui creciendo fui descubriendo el baloncesto, pero mi primera cercanía al deporte fue con el fútbol”.



Alarcón, quién actualmente es seleccionada de baloncesto de la UFRO y de la selección nacional, nos cuenta que a los 5 años tuvo su primer acercamiento con el básquet al entrar a un taller de la disciplina en su colegio. Y admite que “me gustó mucho porque empecé a generar un círculo de amistades en la liga Femisur, que es la principal competencia formativa de básquetbol femenino de series menores en la zona sur”.

A mitad de año defendió los colores de su universidad en el Nacional 3×3 y señala que “fue una
experiencia inolvidable y la organización fue muy buena. Sumé muchos momentos lindos en ese torneo”. Agrega que siempre estará agradecido de la UFRO por la posibilidad que le dieron y que está muy a gusto en su casa de estudios.

En el mes de junio viajó a China, donde participó como seleccionada nacional de 3×3 de la Liga de las Naciones que organiza FIBA, torneo que se desarrolló entre el 23 y 29 de junio en la localidad de Handan en China. A la hora de hablar de los desafíos actuales para el básquetbol femenino chileno expresa que “creo que el mayor desafío a nivel femenino es seguir creciendo en todos los aspectos, universitarios y federados. Ser una liga profesional, pero en todo ámbito, gimnasios, preparaciones, arbitraje, es decir, en todos los sentidos”.

Sobre su visión acerca de los torneos Fenaude, “Dam” o “Damarita”, como le dices sus amigos y cercanos, reconoce que “es muy buena, Fenaude te permite competir a niveles muy buenos, llegar a torneos internacionales y medirte con jugadoras que son top 1 en sus países”.



Al ser consultada sobre su experiencia como seleccionada en la Universidad de La Frontera, confiesa que “es muy buena, la UFRO está muy capacitada en todo ámbito. Tiene profesionales muy buenos y recintos con las capacidades correspondientes. Además, que la gente es muy humana, sobre todo por esto ha sido una experiencia grata ser parte de su selección”.

Damaris admite que le encanta leer y tocar guitarra; y que es hincha de Colo-Colo en el fútbol. Mientras que su comida favorita es el pastel de choclo y su libro de cabecera es “Hábitos Atómicos”. Y si hablamos de televisión, su programa adictivo es “Cake Boss”, donde hacen pasteles como obras de arte. En la música comparte gustos por “Queen” y el colombiano Feid.

A pesar de su corta edad, demuestra su madurez a la hora de hablar de sus planes a futuro, señalando que “son sentirme bien con todo lo que doy siempre, cumplir mis metas personales, pero siempre tener la sensación de que soy mejor que ayer”.

Y para el final deja un mensaje para los deportistas de Fenaude como ella, “no se rindan en lo que estén estudiando o trabajando, el estudio y el trabajo siempre pagan, tarde o temprano”.

Se despide hablando de su historia con la selección nacional, diciendo orgullosa que “desde los 13 años tengo la oportunidad de estar en procesos de selección. Y siempre estaré agradecida de representar a mi país en cualquier instancia. Para mí, que una camiseta que diga Chile lleve mi apellido será un sueño toda mi vida”. Sigue así Damaris y estamos seguros de que cumplirás todos tus sueños.



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver al botón superior