¿Qué fue de… Daniel Muñoz?



Su nombre les será familiar para los jefes de deportes de las distintas universidades y para quienes son cercanos al deporte universitario. Fue presidente de Fenaude durante dos períodos consecutivos, además de haber sido jefe de deportes de la Universidad de Chile por 10 años.

Este nativo del signo Tauro de 42 años, nacido el 10 de mayo de 1981 en Santiago, cursó la enseñanza básica en el colegio Universitario El Salvador, para luego cursar la enseñanza media en el colegio San Ignacio, egresando el año 1998.

Para Daniel, ingeniero civil industrial con mención en Gestión, graduado de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, el tema de la elección de su carrera pasó por varios factores.
Entre ellos, su pasión por las matemáticas, la física, la tecnología y la programación. Además, quería un campo profesional que fuera compatible con su dedicación al deporte de alto rendimiento. Afirma Muñoz que “si no hubiera optado por Ingeniería Civil Industrial, mi otra opción hubiera sido Arquitectura”.

Al ser consultado de donde viene su afición por el deporte, señala que “desde mi infancia, tuve un gran interés por el deporte, específicamente por el atletismo. A los 5 años comencé a practicarlo a nivel escolar en el Colegio Universitario El Salvador, donde desarrollé habilidades en el lanzamiento. Fue a los 11 años, en sexto básico, donde descubrí mi pasión por el lanzamiento de bala. Posteriormente, en el colegio San Ignacio de Alonso de Ovalle, después de haber formado parte de la selección de fútbol del colegio por dos años (debido a la falta de una selección de atletismo en Alonso Ovalle), retomé el lanzamiento en segundo medio y desde entonces no he dejado de entrenar ni una sola semana durante 17 años. Mi amor por el deporte se ha mantenido constante a lo largo de mi vida y me ha llevado a desarrollar habilidades y destrezas en diferentes disciplinas”.

Con orgullo, Daniel, nos revela que no sólo fue seleccionado por su universidad, sino que también seleccionado nacional de atletismo en la disciplina de lanzamiento de bala por un total de 13 años y precisa que fue desde cuarto medio hasta su último año en la universidad. Durante ese tiempo, pudo conseguir varios logros destacables como el vicecampeonato nacional en la categoría menores, bicampeonato nacional y récord marquista juvenil, campeonato y subcampeonato sudamericano, y la oportunidad de participar en el Campeonato Mundial del año 2000. Asimismo, fue nueve veces campeón nacional universitario (FENAUDE) de manera consecutiva desde 1999 hasta 2007, además de participar en varios encuentros y campeonatos internacionales para adultos representando a Chile.

Su llegada a la Casa de Bello como jefe de deportes fue luego de obtener su título universitario y trabajar en el sector privado durante cuatro años, hasta que el entonces rector de la Universidad de Chile (Víctor Pérez) lo invita a unirse a su proyecto rectoral. Muñoz al haber estudiado gracias a una beca deportiva, se sintió honrado de poder retribuir a su universidad todo el apoyo que le había brindado. Fue así como llega el año 2010, cuando asume el cargo de director de Deportes y Actividad Física de la Universidad de Chile, teniendo sólo 28 años.

Sus deseos y convicción de que Chile podía y debía tener una estructura de deporte universitaria más fuerte y relevante, lo llevaron a postularse como presidente de Fenaude. Había estado involucrado en el deporte universitario durante nueve años de su vida, por lo que primero se sumó al proyecto de la presidencia de Carlos Césped como vicepresidente de la Federación y luego como presidente durante dos periodos. Muñoz cree que su propuesta de transformación y el apoyo de su universidad fueron clave para que lo eligieran en el cargo. Ahí se desempeñó desde el 2014 al 2017.

Actualmente, Daniel se desempeña en la Universidad de Chile como Asesor de Gestión y Proyectos Institucionales en la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Asesor de Gestión en la Facultad de Odontología y profesor de Educación Ejecutiva en el Departamento de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas.



A la hora de hablar de los mayores desafíos para el deporte universitario chileno hoy en día, reflexiona señalando que “uno de los mayores desafíos es la necesidad de comprender que las universidades son vitales para el desarrollo deportivo de diversas disciplinas deportivas en el país. Las universidades deben ser actores activos en la articulación del deporte escolar, municipal, federado, de alto rendimiento y profesional, además de proporcionar una formación técnica y profesional a los deportistas. Es fundamental que se brinde flexibilidad académica, acompañamiento en el progreso curricular y deportivo, becas y, sobre todo, asegurarse de que los estudiantes y deportistas tengan el mejor nivel de entrenamiento posible”.

Muñoz, agrega que “la competencia es también un aspecto crucial dentro del entrenamiento y debe ser bien considerada y cuidadosamente planificada desde el ámbito universitario. El concepto de doble carrera lo he discutido y presentado durante años, y hoy es un término bien incorporado por federaciones como FEDUA o CBDU. En la práctica, esto significa que se debe trabajar arduamente para maximizar la articulación entre la universidad y el deporte, a fin de llevar al deporte universitario chileno a un nivel más alto”.

Se toma su tiempo para hablar de su visión que ve en Fenaude y de la importancia que tiene dentro del deporte universitario, afirma sin temor a equivocarse que “Fenaude ha sido y debe seguir siendo una organización que desarrolle una visión transformadora para el deporte universitario. Su importancia radica en la creación de un modelo que ponga al deportista en el centro de atención. Esto significa que se debe articular un sistema que tenga una competencia de alta calidad, que permita a los jóvenes soñar con seguir creciendo y perfeccionándose en su disciplina y que este esfuerzo les abra puertas y oportunidades”.

El exseleccionado nacional de lanzamiento de bala, añade que “es fundamental que las familias de los deportistas vean que cada día de sacrificio y postergación es parte de un camino que no se trunca al término de un sueño, sino que hay un modelo en el cual se puede creer y seguir y que puede ser grande. Fenaude es la organización encargada de convocar, pensar y ejecutar este sistema articulado, y de esta manera, contribuir al desarrollo de los deportistas universitarios y al deporte en general”.

Rememora con cariño su paso como presidente de Fenaude y se acuerda de algunas historias. Muñoz expresa con nostalgia que “durante mi presidencia, recuerdo haber vivido una experiencia única y emocionante. Fue una época de locura, en la que teníamos muchos sueños y metas por cumplir. Uno de nuestros mayores logros fue construir LDES desde cero y abrir la internacionalización del deporte universitario, lo que permitió a muchos deportistas competir en FISU en los World University Games o en los World Championship o en los Juegos FISU AMERICA. Fue un trabajo en equipo, en el que todos nos comprometimos por este sueño transformador”.

Agrega que “la experiencia fue muy enriquecedora y se midió por los porfiados hechos. Podemos sentirnos parte de muchos de los actuales logros deportivos, los cuales vemos que están dado sus frutos. Un trabajo de más de una década, lamentablemente aún son invisibles y no se reconoce el aporte de Fenaude o del canal universitario. Fue un orgullo y una felicidad poder crear una estructura sólida, articular con el IND, mover al COCH y a las federaciones, y ver cómo todo nuestro esfuerzo es parte de los actuales frutos”.



En cuanto a anécdotas, Daniel expresa que hay muchas vividas durante aquella época, pero que no podría elegir una sola para contar. Ya que cada una de ellas fue única y especial, y todas formaron parte de esa experiencia inolvidable que fue para él.

Sacándolo del deporte, Muñoz se define como un apasionado de la cocina, especialmente con su esposa e hijos. Además, reconoce que disfruta de las pesas y de jugar pádel, tenis o cualquier deporte en compañía de amigos. También le encanta pasar tiempo en familia jugando juegos de mesa. En el fútbol admite ser hincha fiel de la U. En cuanto a la comida, se considero un sibarita que disfruta desde platos coreanos, indios y tailandeses hasta los clásicos de la comida chilena. En cuanto a libros, señala que tiene muchos favoritos, entre ellos los de Daniel Habif, Yuval Noah Hariri y Adam Grant. Le atraen las películas que lo hacen reflexionar y pensar, cómo Joker, Parásitos y La teoría del todo, pero también disfruta de las sagas clásicas. The Big Bang Theory, Ballers y Lupin son algunas de las series que ha disfrutado recientemente. En cuanto a la música, le encantan las baladas clásicas, el rock clásico y el hip hop de los años 70 y 80. Confiesa estar felizmente casado desde hace 12 años y tener dos hijos y una hija.

Para el final deja algunos recuerdos de su época de estudiante universitario, señalando que “tuve muchas experiencias memorables. Recuerdo en particular las competencias universitarias internacionales y por sobre todo los nueve campeonatos nacionales Fenaude. Tuve la oportunidad de viajar con Patricio Quiroz, Álvaro Leiva y Carlos Césped, todos maravillosas personas y grandes presidentes de Fenaude. Como deportista de la U, fue un honor compartir estos momentos con ellos. Años después, ya como director de deportes, tuve la oportunidad de trabajar con ellos como miembros de la asamblea de la federación, lo que fue una experiencia muy enriquecedora. En general, mi época universitaria y mi paso por Fenaude fue una experiencia llena de retos y oportunidades de crecimiento personal y profesional”.

A pesar de sus 42 años, Muñoz tiene mucho que contar y hablar del deporte universitario en Chile
luego de su vasta trayectoria deportiva y dirigencial. Ojala siga aportando a Fenaude, desde el
lugar que sea. El deporte se lo agradecerá.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Volver al botón superior