Publicado el 23 de dic, 2020

Lucas Nervi ( Estudiante PUC): el nuevo prodigio del disco

A pesar de la pandemia, el estudiante de Ingeniería Comercial ha tenido un año excepcional, batiendo su propia marca en el lanzamiento de disco. Entrenando con toallas ha logrado mejorar su técnica.
Un nuevo prodigio. Así se puede calificar al joven lanzador de disco Lucas Nervi, para quien este particular año ha sido espectacular. El novato de Ingeniería Civil, quien solo tiene 19 años, logró romper el récord sudamericano en Lanzamiento del Disco, registrando una distancia de 66.35 metros, que fue la segunda mejor marca del mundo este año Sub 20 y el undécimo mejor registro en la historia. Además, no fue solo alzarse con una nueva marca, sino que la anterior, de 65,39, era justamente suya. 
 
No obstante, el joven discóbolo se toma las cosas con calma. Tiene claro que, a pesar de la marca que quebró en el meeting de la UC, en San Carlos de Apoquindo, aún tiene mucho recorrido que hacer. “Más que tener en la cabeza ser el mejor récord sudamericano e ir con todo para ser el mejor de Sudamérica, era la competencia conmigo mismo y materializar todo lo que hemos entrenado en la categoría juvenil. Tengo claro que lo importante es cómo se termina y no cómo se empieza. Que esté el récord es maravilloso y le tomo el peso a lo que es, pero no es mi fin último. Estoy muy feliz de que todo el entrenamiento en casa haya funcionado”, expresó el deportista.
 
Llegar a quebrar nuevamente una marca es todo un logro. Hacerlo en pandemia tiene más méritos aún. Y es que, una vez llegada la pandemia, el atleta tuvo que reinventarse y tomarse las cosas con calma para planificar su entrenamiento y modificar sus espacios. “Tengo la casa convertida en un gimnasio. Tengo mi centro de alto rendimiento en el patio y hablé con mi familia y me dejaron el estacionamiento. Cuando hacía frío y estaba lloviendo, poco menos que jugué tetris con lo muebles del living. De hecho, mi familia ha sido un siete con ese tema y me han apoyado mucho. Cuando pasa algo no amurrarse y buscarle solución en seguida. Desde el día de la pandemia que he tenido las pesas en mi casa y ha sido increíble”, expresó el lanzador de disco. 
 
Sin embargo, la pandemia no solo lo hizo modificar los espacios, sino que la forma de entrenar. Y es que un elemento comenzó a tomar una relevancia inusitada en las rutinas de Nervi: la toalla. El discóbolo quería mejorar su técnica y encontró en ese objetivo de baño una fiel compañera. Como necesitaba centrarse en la forma de lanzar y no en la distancia, la textura suave y absorbente le permitía tener más control del brazo y la muñeca. 
 
“En los entrenamientos técnicos hacíamos todos los giros del disco con una toalla. Eso nos servía mucho para avanzar, porque buscábamos sensaciones distintas. Al final uno ve que el disco vuela, y si uno lanza y no ve la distancia se preocupa de lo que de verdad es importante, que es la técnica. Uno no se ve influenciado por cuánto está volando el disco, por lo que a mis ojos permite avanzar más”, contó animadamente el deportista, quien confiesa que retomará el curioso implemento cuando empiece el periodo de preparación para el próximo año.
 
Ahora, el seleccionado UC mira hacia el 2021. Con el reciente primer lugar en el Grand Prix Sudamericano de Uruguay y el nuevo récord en el bolsillo, las próximas competencias para el atleta son el sudamericano sub 23, los Juegos Panamericanos sub 23, el Sudamericano Adulto y el Mundial Universitario. Este último, según dice, es uno de los más importantes, ya que será la primera vez que pueda representar a la UC.