Publicado el: 21 de may, 2020

Fabián Monilla, el mundialista juvenil estudiante de la USS

El futbolista, con experiencia mundialista y experiencia jugando para equipos profesionales de la talla de la UC y Toluca de México, nos cuenta su experiencia como estudiante de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián.

Con solo 21 años, el joven jugador de fútbol ya ha vivido más experiencias que cualquier veterano del fútbol profesional: un Mundial Juvenil de la FIFA representando a Chile y vivir en el extranjero, siendo fichado por un equipo grande como el Toluca de México, son algunos de los pergaminos que posee Monilla a su corta edad.

Su historia no es como la de todos, ya de chico era conocido por ser hijo de Manuel Monilla, recordado defensa central del Deportes Concepción de los ‘80. Pero como nunca lo vio jugar, fue su hermano mayor Francisco, quien le traspasó la pasión por la pelota de cuero, por los lilas y la UC, los amores de la familia, y le compartió secretos de cancha, esos que aprendió de su “viejo”.

Ingresó a las inferiores del “León” de Collao y posteriormente a la Universidad Católica. Crecía a un ritmo vertiginoso y en un abrir y cerrar de ojos se transformó en promesa de la tienda cruzada como defensor central, el mismo puesto de su padre. Mariano Puyol lo llamó a la selección Sub 14, y en 2015 fue elegido por Miguel Ponce para jugar el Mundial Sub 17 en Chile. Pero la vida es una lucha y Fabián lo vivió en carne propia.

Tras una serie de lesiones y un par de temporadas fuertes, el futbolista tomó una decisión que requiere de mucha madurez y que a veteranos del balompié mundial les cuesta, es así como Monilla decidió dejar el deporte, que tantas alegrías le dio, para estudiar Ingeniería Comercial en la Universidad San Sebastián.

“Muchos piensan que ahí está la felicidad plena, que todos quisieran tener esa vida o quizás esas oportunidades. Pero estando adentro se ve todo distinto. El fútbol es muy difícil: implica estar solo, perderse cumpleaños o la Navidad, estar solo en momentos importantes. La vida del futbolista es muy sacrificada y había cosas que no me parecían ni me tenían feliz”, contó Monilla a CDF.

Fabián considera importante la etapa universitaria como formación del ser humano… “Para mí es trascendental, es un camino lindo e importante en nuestras vidas. Se debe tomar con alegría y responsabilidad, ya que marcará nuestro futuro”, comentó a la prensa de FENAUDE, acotando que la Universidad San Sebastián le ha brindado todos los beneficios para que un atleta de su talla juegue y estudie para dicha institución.